• Carmen Guerrero

Excava y desentierra tus necesidades ocultas.

Actualizado: feb 8


Ejercicio con el niño interior.

Imaginemos por un momento que la niña o el niño que eras entra por la puerta de la habitación en la que estás y se sienta a tu lado. Se acomoda y te mira como si viera en ti a una madre o a un padre. Quizás a ese padre o a esa madre que idealizamos en la infancia, coincida o no con nuestros padres reales.

Yo siento a mi niña interior en el centro del pecho, muy cerca del corazón. Es algo parecido al abrazo, pero como si la sensación se concentrara en esa zona corporal.

Cierra los ojos y detecta dónde y cómo sientes tú a tu niño o a tu niña interior. ¿Qué imagen tienes de ella o de él? Date tiempo para visualizar y sentir.

Ahora que ves y sientes a tu niña o a tu niño interior, te invito a tomar la iniciativa y hacerle una sola pregunta:

“¿Qué necesitas?”


No dejes que tu intelecto se haga cargo del ejercicio. Deja que su respuesta te llegue de ella o de él, de la imagen creada, de la sensacion sentida. Acepta la respuesta sin valorarla, no la juzgues, no la cambies por otra. ¿Qué te parece si eso que necesita tu niña o tu niño interior empiezas a dartelo a ti mismo desde hoy, cada vez que puedas?


Carmen Guerrero

  • Instagram
  • YouTube

©2020 por Mi Sitio. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now